Volver a poner un niño de pie

Acoger y dar amor a un niño diferente

En 1986, en busca de una institución local para aportar a la ayuda de los siniestrados de Armero, La OBCI descubre a CIREC, Centro Integral de Rehabilitación de Colombia fundado en 1976 en Bogota. Se decide entonces financiar los prótesis de niños minusvalidos de familias muy pobres otorgándoles becas. En 1990 participara en la dotación de un pabellón de alojamiento para niños en curso de tratamiento.
Drogas, consanguinidad, alcohol, violencia ….Los orígenes de la discapacidad son múltiples, si esos niños son rechazados podrían escasamente sobrevivir.
Desde 1.990, la Madre española Valeriana García los recibe en un hogar que ella bautizo “Luz y Vida”.En su campo de acción atiende niños abandonados, deficientes mentales o con malformaciones físicas que ella encuentra en las calles o que les son enviados por el “Instituto colombiano de bienestar familiar” (dependencia del Ministerio de salud Publica). Después de 1995 gracias a las donaciones recogidas, la Madre logro agrandar el Hogar y adecuarlo para tratamientos terapéuticos y alberge especializado. Ella se rodeo de personal bien capacitado. Actualmente 250 pequeños son recibidos y tratados, de ellos la mitad viven internos.