Los niños y el trabajo

CERCA DE MEDELLIN, MINAS ARTESANALES DE CARBON CON GALERIAS MAL MANTENIDAS QUE ENTRAN HASTA 350 METROS DENTRO DE LAS MONTANAS LA MISERIA OBLIGA A TRABAJAR A NUMEROSOS NIÑOS PEQUEÑOS, PARA ERRADICAR ESTA COSTUMBRE REGIONAL LA OBCI APOYA LA OBRA FRUCTUOSAMENTE MANEJADA POR LOS PADRES SALESIANOS DESDE 1995

AMENAZAS DE BOICOT

Tienen apenas 8 años y ya arrastran grandes bloques de carbón a lo largo de galerías estrechas, metiendo el mineral en sacos o cargándolos por su corteza A los 14 anos ellos ya descienden al fondo de las galerías. Ese trabajo desgastador y peligroso con jornadas de 8 horas, les aporta al día de 2000 a 5000 pesos ( 0,70 A 1,75 Euros). Evidentemente sin acceso a ninguna protección social.

En 1992 esta situación es denunciada por los medios y provoca una verdadera indignación. El gobierno se preocupa y encarga al ministerio de Salud una investigación. En 1994 los padres Salesianos empiezan una abra social sobre este particular y hacen un llamado a la OBCI. En 1995 las dos instituciones crean el programa “NIÑOS DE LAS MINAS DE CARBON” (EMC) Reúnen las familias mineras involucradas, Ediles comunales, autoridades departamentales y los ministerios colombianos de la Salud y de Minas y Energía. Sus objetivos buscan no solo sacar los niños de la minas sino llevarles la asistencia social integral indispensable a toda la familia: Subsanar la desnutrición, aportar servicios de salud, higiene, iniciar la escolarización, y dar ayuda sicológicamente aquellas familias que viven como parias.

Además gracias a la apertura de talleres de enseñanza técnica este programa ofrece una formación profesional y acompañamiento bien sea en la búsqueda de empleo o en la creación de microempresas

CAMBIO DE MENTALIDAD

A partir de 1997 y por 5 años esta obra está co-financiada por la Unión Europea, La OBCI y la institución local. Se ha revelado como un verdadero éxito. Han sacando de las minas a más de 800 niños, proveen ayuda a otros 1.000 muchachos y a 850 familias mineras. Se busca erradicar verdaderamente la tradición del trabajo infantil en las minas y crear con este programa, un plan piloto para aplicarlo en otras zonas mineras de Colombia.

Es así que la OBCi gracias a esta primera experiencia alentador logro que la Unión Europea aceptara co-financiar la consolidación del programa de “Niños de las minas de carbón” (EMC) por un nuevo periodo de 5 anos.